miércoles, 14 de septiembre de 2011

UN ERROR DE ENFOQUE

No busquemos afuera lo que nos empeñamos en ignorar adentro. O nos pasaremos la vida lanzándole reproches al espejo. Al de cristal y a ese espejo de carne y hueso que son los otros.
El ser humano se ha quedado inmóvil a mitad de camino entre las bestias y los ángeles. A través de los medios de comunicación, se impone la ZOOCRACIA, que sólo busca el aplastamiento espiritual del individuo.
La experiencia interior y trascendente, la pura conciencia, puede mantenernos al margen de tan poderoso influjo.
La luna, que mueve las mareas, no derramará ni una sola de tus lágrimas.
La masa, que enciende millones de corazones, no te robará ni un solo latido.
No somos cuerpos que sienten de vez en cuando el alma. Somos almas que sienten durante algunos años un cuerpo.


Ricardo García Nieto